19 de mayo de 2016

Algo huele mal en DINAMIGE

Se presenta a continuación una nota de hoy del semanario Búsqueda que informa sobre “presuntas” irregularidades en la Dirección Nacional de Minería y Geología (DINAMIGE).

Cualquier relación entre los hechos que se tratan en la nota y que se le haya exonerado de impuestos a la empresa OROSUR, que extrae oro en nuestro país desde hace más de 15 años, son seguramente solo una coincidencia.

Pensando en 2035:
¿Es la minería el futuro del Uruguay?
¿Tiene lugar en Uruguay la explotación de metales a cielo abierto?


Sigue el texto completo de la nota:








 Legisladores oficialistas analizan presuntos ilícitos en la Dirección de Minería ante denuncias de “arreglos” y presión de políticos


Nº1867 -  al  de Mayo de 2016
escriben Raúl Santopietro y María Paz Sartori








Las presuntas irregularidades podrían haber causado la renuncia de la directora del servicioFoto: Facebook de Leda Sánchez
Legisladores del Frente Amplio manejan información sobre presuntas irregularidades en la Dirección Nacional de Minería y Geología (Dinamige), que entre otras cosas habrían provocado la renuncia de su titular Leda Sánchez el pasado miércoles 4. Los datos en poder de los legisladores hacen referencia a “arreglos” entre funcionarios y empresas, llamadas de políticos para quitar multas o acelerar autorizaciones y una reunión que involucra a un hijo del presidente Tabaré Vázquez, dijeron a Búsqueda fuentes políticas.
Los informantes dijeron estar al tanto de que hubo empresarios que intentaban hacer “arreglos” que incluían desde la disminución de impuestos y acelerar o frenar proyectos mineros, hasta renegociar las multas que debían pagar. Al no poder resolverlo en la órbita de Dinamige los mineros llevaban sus planteos ante la ministra de Industria, Carolina Cosse. Incluso, la información que poseen los legisladores oficialistas es que hubo políticos del oficialismo que buscaron interceder en favor de los empresarios mineros ante las autoridades.
Al mismo tiempo, los legisladores están preocupados porque entre los datos está la sospecha de que funcionarios de Dinamige manejaban los expedientes de acuerdo a su vínculo con los empresarios privados. Las fuentes políticas dijeron que tienen información sobre casos en que los permisos mineros debieron caducar, pero sus plazos “se flexibilizaban” sin justificación.
Las notificaciones a las empresas por autorizaciones, servidumbres mineras, permisos y otros temas demoraban en llegar. En algunos casos, la comunicación con los mineros se dilataba más de la cuenta, algo que podría favorecerlos porque permanecían como dueños de los permisos cuando les correspondía caducar, comentaron fuentes políticas.
A iniciativa de la entonces directora Sánchez, la Presidencia emitió un decreto (284) en octubre de 2015 que planteó “la urgencia en la instauración de un sistema de notificaciones electrónicas que permita la comunicación con distintos actores en forma práctica y fehaciente”, según detalla la norma. El fin fue “lograr una verdadera modernización, agilidad y eficacia” y de “adhesión obligatoria”. A oídos de parlamentarios llegaron comentarios de empresarios que no estaban del todo conformes con los cambios.
Los legisladores también recibieron denuncias sobre la falta de control a los mineros. La Dinamige actualmente cuenta con cuatro inspectores y un fiscal para vigilar y registrar todo Uruguay. La dirección pidió mayores recursos para aumentar su presencia y el Ministerio de Industria accedió, aunque aún no se ha incorporado nuevo personal. La información, según las fuentes políticas, es que en ocasiones hubo empresas avisadas por funcionarios de que los inspectores iban hacia su zona.
Por otra parte, la información sobre un encuentro vinculado a la familia del presidente Vázquez despertó “suspicacias”, dijeron las fuentes. El año pasado Javier Vázquez, hijo del presidente, fue recibido por la entonces directora de Minería y le manifestó su interés en concretar un proyecto minero en la zona de Artigas, el punto principal de explotación de ágatas y amatistas. El emprendimiento no se concretó hasta ahora.

Renuncia.

El miércoles 4 Sánchez presentó renuncia a la Dinamige y en el mismo día llegó al piso 12 de la Facultad de Ciencias para hacer efectivo su reingreso a la actividad docente, donde se desempeñaba como directora del Instituto de Ciencias Geológicas.
En un principio Sánchez no fue la elegida por el Poder Ejecutivo para liderar la autoridad minera. La primera opción fue el geólogo Gerardo Veroslavsky, pero rápidamente se dieron a conocer sus vínculos con empresas mineras para las cuales había trabajado. Incluso enfrentó una denuncia penal por plagiar información académica para su beneficio económico en las empresas Los Naranjos SA y Explotaciones Mineras SRL. Leda Sánchez fue una de las que presentó la denuncia en 2004 acusando a Veroslavsky y al gerente de Exploración y Producción de Ancap Héctor de Santa Ana y el ex funcionario de Dinamige Mario Torterolo. El resultado fue que la Justicia procesó a Torterolo por plagio.
Descartado Veroslavsky, Cosse optó por Sánchez. Estuvo al frente de la autoridad minera poco más de un año hasta que las dificultades en el trato con el personal a cargo, las diferencias con Cosse y sobre todo los constantes choques con los empresarios mineros la llevaron a dejar el cargo (Búsqueda Nº 1.865).
Búsqueda consultó a Sánchez al respecto, pero la ex directora se negó a hacer declaraciones.