3 de septiembre de 2013

"La isla de la Minería" (Fantasia)

Hoy todos los medios están recibiendo un comunicado del Ministerio de Industria, cantando loas al proyecto de ley de Megaminería que se espere sea aprobado hoy en Diputados por una limitada mayoría oficialista, a finde que no se habilite la instancia de la Asamblea General.

En su forma actual el proyecto no establece ningún control a la tasa de extracción ni control de la calidad del material extraido/exportado para evitar la defraudación.
Cuando se habla de los ingresos por impuestos, principal motor utilizado para impulsar esta ley, convenientemente se "olvida" en el comunicado que el canon (5%) será lo único que se recibirá, dado que las empresas deducirán de sus impuestos todos los costos de instalación e incluso de los estudios previos, lo que podrían ser en algunos casos 3200 millones de dólares.

Habrá seguramente otros ingresos por la actividad minera pero solo en forma de sueldos, aoprtes al BPS y una limitada compra de insumos locales, pero no por impuestos.

Eso anula toda posible solidaridad intergeneracional,  ya que el Fondo Soberano Intergeneracional de inversión (FSII) que se crea por esta ley recibe solo el 70% de lo que el estado reciba por canon, Irae y Adicional del Irae de los que solo se dispondrá del primero.

Respecto de la "inversión" de 3000 millones, lo que seguro quedará en Uruguay son los salarios que suponiendo sean de U$S3000 mensuales para hasta 4000 obreros por un año serían 150 millones (5% de la inversión).

La experiencia regional muestra que el grueso de la inversión en equipos, maquinaria  y otros será realizada casi exclusivamente en el exterior y si sucede como ha pasado en Chile, entonces las mineras cuando tengan que comprar, por ejemplo, una máquina no la compran directo a la fábrica sino que lo hacen en una "automotora" de su propiedad con lo que incrementa artificialmente la inversión y su deducción impositiva futura que queda parcialmente como ganancia de la "automotora" en el exterior.

Tomando en cuenta que la minería no durará en el Uruguay mas de 15 años, como lo reconoce el Ministerio,  pasado ese plazo no habrá ni sueldos ni consumo eléctrico ni de combustibles ni nada.

Ese es el punto principal, solo 15 años de actividad  sin pagar nada de impuestos por al menos los primeros 8.

Seguro que eso le sirve al gobierno hoy para hacer caja, pero un país no debiera operar así con recursos son no renovables y finitos.

Agrego una imagen de la presentación del Ministro Kreimerman a la comisión del senado donde se muestran las previsiones de impuestos anuales por los 15 años de operación de las minas de Valentines.

Imágenes integradas 1

Señores, piensen:
¿Como se supone que haya ingresos impositivos hasta por lo menos el año 8 si la empresa deducirá 3200 millones de dólares?

¿En que condiciones podemos esperar que en un año el estado obtenga por Canon e IRAEs 1200 millones?
 
¿Verdad que parece sacado de la isla de la fantasía?